Suscríbete aqui para recibir a Diario nuestras actualizaciones directamente a tu Correo
 
Alojado en egrupos.net

miércoles, 30 de abril de 2014

ORACION DEL JUSTO JUEZ PARA PROTECCION DE ENEMIGOS, MALES, PELIGROS


Divino y Justo Juez de vivos y muertos,
eterno sol de justicia,
encarnado en el casto vientre de la Virgen María
por la salud del linaje humano.

Justo Juez, creador del cielo y de la tierra
y muerto en la cruz por mi amor...
Seguir leyendo
Tú, que fuiste envuelto en un sudario
y puesto en un sepulcro
del que al tercer día resucitaste,
vencedor de la muerte y del infierno.
Justo y Divino Juez, oye mis súplicas,
atiende a mis ruegos,
escucha mis peticiones y dales favorable despacho.

Tu voz imperiosa serenaba las tempestades,
sanaba a los enfermos y resucitaba a los muertos
como Lázaro y al hijo de la viuda de Naim.

El imperio de tu voz ponía en fuga a los demonios,
haciéndoles salir de los cuerpos de los poseídos,
y dio vista a los ciegos, habla a los mudos,
oído a los sordos y perdón a los pecadores,
como a la Magdalena y al paralítico de la piscina.

Tú te hiciste invisible a tus enemigos,
a tu voz retrocedieron
cayendo por tierra en el huerto los que fueron a aprisionarte,
y cuando expirabas en la Cruz,
a tu poderoso acento se estremecieron los orbes.

Tú abriste las cárceles a Pedro
y le sacaste de ellas sin ser visto por la guardia de Herodes.

Tú salvaste a Dimas y perdonaste a la adúltera.

Te suplico, Justo Juez,
me libres de todos mis enemigos, visibles e invisibles:
la Sábana Santa en que fuiste envuelto me cubra,
tu sagrada sombra me esconda,
el velo que cubrió tus ojos
ciegue a los que me persiguen
y a los que me deseen mal,
ojos tengan y no me alcancen,
manos tengan y no me tienten,
oídos tengan y no me oigan,
lengua tengan y no me acusen
y sus labios enmudezcan en los tribunales
cuando intenten perjudicarme.

¡Oh, Jesucristo Justo y Divino Juez!,
favoréceme en toda clase de angustias y aflicciones,
lances y compromisos,
y haz que al invocarte
y aclamar al imperio de tu poderosa y santa voz
llamándote en mi auxilio,
las prisiones se abran,
las cadenas y los lazos se rompan,
los grillos y las rejas se quiebren,
los cuchillos se doblen
y toda arma que sea en mi contra se embote e inutilice.

Ni los caballos me alcancen,
ni los espías me miren, ni me encuentren.

Tu sangre me bañe, tu manto me cubra,
tu mano me bendiga, tu poder me oculte,
tu cruz me defienda y sea mi escudo en la vida
y a la hora de mi muerte.

¡Oh, Justo Juez, Hijo del Eterno Padre,
que con Él y con el Espíritu Santo
eres un solo Dios verdadero!

¡Oh Verbo Divino hecho hombre!

Yo te suplico me cubras
con el manto de la Santísima Trinidad
para que libre de todos los peligros
y glorifiquen tu Santo Nombre.

Amén.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

ORACION A SAN MARTIN CABALLERO PARA FORTUNA EN EL NEGOCIO, TRABAJO, INVERSIONES



Glorioso san Martín Caballero,
¡oh san Martín Tours, llamado Martín de Loba!,
bendito padre de la providencia.

Dame santa limosna
como Dios se la dio a los pobres,
haz padre mío,
que cuanto negocio haga yo
se me venda y desaparezca comprado,
dame padre mío,
fortuna y ventura para mejorar mi economía...
Seguir leyendo
 No me dejes quebrar ni perder en los negocios
ni en ninguno de mis quehaceres,
dame buena suerte y multiplica todo lo que invierta,
dame prosperidad, dame riqueza,
dame tu generosa ayuda para:

(hacer la petición).

Tráeme personas que me vengan a comprar y a pagar,
que todo cuanto yo haga o empiece
tenga buen fin,
que mis beneficios sean cuantiosos
y que corra en mí casa el oro y la plata,
amando a Jesús a María y al patriarca San José.

San Martín de Loba
úntame de tus ungüentos,
úntame de tus aceites,
no me dejes morir sin los Santos Sacramentos
y así como le diste la limosna a aquel anciano
envíamela hoy más temprano,
préstame tu caballo para hacer mis diligencias,
préstame tu espada para vencer los obstáculos,
préstame tu manto para arroparme yo.

Bendito y alabado sea el Santísimo Sacramento del altar
y la Cruz en que murió nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.
 

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

martes, 29 de abril de 2014

Oración del tabaco para que tu esposo te de el dinero que le pidas


"Por el norte, por el sur, por el este, por el oeste; 
centros, senos y lugares donde se encuentre ______ ofrezco y recomiendo los humos de este tabaco al Santo Ángel de la Guarda de ____ para que dé su nombre el santo de su devoción. 
Por el santo día que nació, por el santo día que fue bautizado por el santo día que va a morir, 
por la última pala de tierra que va a recibir, 
yo ____ te llamo quien te nombre y quien te busca; ofrezco los humos de este tabaco al Espíritu del Viento, para que lleve este humo y hacer a ____ y le lleve mis recuerdos a ____, y lo arrastre a las puertas de mi casa donde quiera que se encuentre, no pueda dormir, ni comer, ni vivir, 
sin mi presencia, que si tiene pies camine hacia mi, que si tiene manos me toque, si tiene boca me nombre, 
si tiene nariz me huela y se desespere por mi, 
y así desesperado por mi amor ____ ven que yo ____ te llamo; conjuro a Santa Maria de la Cabeza para que ___me de el dinero que le pida, Cristo paz. paz Cristo".

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

lunes, 28 de abril de 2014

Oración a Santa Rita de Casia para casos imposibles


Preparación:

Es recomendable, aunque no imprescindible, antes de recitarla proceder a encender una vela de color morado símbolo de sufrimiento y espiritualidad y si es posible realizar una vaporización de aceite esencial con perfume de rosa o ámbar. Es bueno mantener la cabeza un poco inclinada cuando se recita y al final hacer la señal de la cruz, momento en el que se debe comunicar la petición que se necesita alcanzar, posteriormente es aconsejable en estos momentos no pensar más en la petición y quedar en paz procurando tener la mente en blanco unos segundos y acto seguido apagad la vela y la lamparilla o sahumerio con perfume que se encendió al principio.

Oración:

 
«Dios te salve, gloriosa santa rita, cuyo nacimiento fue presagio de futura santidad, como se vio luego en tu infancia, viniendo las abejas a formar un panal en tus labios, y cuyo nombre, revelado por el cielo, significa rectitud, por que ésta fue siempre la norma de tu vida; alcánzame del señor lo que te pido en esta oración y que guste la dulzura de tus palabras y que a tu imaginación corra con pie seguro por la senda de tus divinos preceptos, que es la única que conduce a la suprema felicidad. 
amén».

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

domingo, 27 de abril de 2014

Oración para bendecir el dinero y nunca haga falta en casa y en la familia


Bendito sea el Señor
que me provee de todos los bienes necesarios,
para mi sustento y el de los míos.

Con la ayuda del Señor
no carezco de ninguna cosa buena,

El, me ampara y me da los medios necesarios
para vivir sin escasez y con dignidad.

Tengo mi cartera
bendecida por el Señor,
abierta no solamente para recibir
sino también para dar al necesitado,
y compartir los dones que recibo
con amor, sencillez, generosidad y con alegría.

Señor permite que use este dinero con sabiduría
y lo comparta con mis hermanos
como tú lo mandas.

Haz que sepa emplearlo
para que rinda y se multiplique.

No hay ningún camino cerrado para mí.

Si tengo alguna necesidad
o si necesito más abundancia,
busco a Dios
que me enseña el camino a seguir,
si tengo fe y me atrevo a creer.

!Oh Señor!

Tú que tienes el poder de dar al necesitado,
ayúdame a resolver mis problemas
y no permitas que carezca de salud y dinero
para cubrir mis necesidades
y la de las personas que dependen de mi.

No nos abandones,
no nos dejes desolados
y sin nuestro sustento diario.

Rece tres Padre Nuestro y tres Ave María
 

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oracions a los santos auxiliares para encontrar trabajo (Santa Barbara, San Blas, Santa Catalina de alejandria, San Ciriaco de Roma, San Crsitobal)


Humildes y misericordiosos Santos Auxiliadores,
consejeros y ministros de este mundo,
bajo la suprema autoridad del Padre Eterno
Dios Hijo y Dios Espíritu Santo,
mándanos un reflejo de tu luz celestial,
como mandaste tú a aquel perverso arrepentido
que dio pan a los pobres hecho carbón;



Como a Cipriano y a Justina
por su maldad y hechicería;
Como a la Magdalena por su libertinaje,
como a San Dimas por compadecerse
de Nuestro Señor Jesucristo en la cruz;
Como a Verónica, por secar su rostro cuando
Nuestro Señor Jesucristo
se encontraba inválido en la santa cruz
y espero en ti por mi arrepentimiento,
que también propongo por la santa cruz,
espero que limpies las puertas de mi casa
como las almas que van al cielo,
y entre ellas la mia:



a Ti, Padre Eterno, te reconozco
y veneramos todos los buenos cristianos
gracia de la tierra,


Así mismo te pido que rechaces de mí
todo enemigo visible e invisible
que me estorbe el paso por este camino,
a donde voy a cumplir la misión
de esta persona honrada,
que es el pan en demanda de trabajo
y el sudor de mi frente;



Y espero en ti Santa Bárbara,
que toda ferocidad y traición injusta
que se trame contra mi,
la espere en la punta de tu celestial espada,
y aparte de mis alrededores,
la miseria que mis enemigos envidiosos
arrojen a mis puertas para perturbar mi salud
y mi buena gracia que Dios me ha dado,
salga lo malo y entre la gracia de Dios;



Entable la guardia San Miguel
y rechace a luzbel,
que siempre sucumbe debajo de tus pies;



Domina esa mala lengua de (Nombre del enemigo)
como Santa María dominó las malas fieras,
venga por este camino el Angel de mi Guarda,
Dios delante, atrás la salud,
mi suerte en donde llegue,
con esto bastará;



Si trabajo busco, trabajo encontraré;
Si algo se pierde, a San Antonio me encomendaré,
que tres credos le rezaré
que lo que yo desee muy pronto lo he de ver.



Padre, Hijo y Espíritu Santo, Amén.



Rezar tres credos a la Santísima Trinidad

y un Padre Nuestro


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

jueves, 24 de abril de 2014

Oración para casos Dificiles y Deseperados (Oración Milagrosas de los pedidos para mala situación financiera, trabajo, dinero, salud y amor)


Brazo poderoso de mi Jesús ante ti vengo con la fe de mi alma a buscar tu consuelo en mi difícil situación.

No me desampares buen Jesús que las puertas que se han de abrir en mi camino sea tu brazo poderoso el que me las abra o cierre, según tus designios y lo que a mi convenga, para darme la tranquilidad que tanto ansío.

(AQUÍ SE HACE LA PETICIÓN)

Dígnate Señor Mío recibir esta suplica que te hace mi corazón afligido y atormentado por los duros golpes que lo han vencido en la lucha humana. Si tú, Padre Divino, no intervienes en mi favor, sucumbiré por falta de ayuda. Brazo poderoso de Jesús, ayúdame, ampárame y asísteme. Concédeme la Patria Celestial. Amen

Me presento ante Ti, tal cual soy, te pido perdón por mis pecados, me arrepiento de ellos. Por favor perdóname. Perdona a todos los que te han ofendido, renuncio a Satanás, a los espíritus maléficos y a todas sus obras; me entrego por completo a Ti con todo mi ser.

Señor Jesús:
Ahora y siempre te invito a entrar en mi vida, te acepto como mi Señor Dios y Salvador, cúrame, cámbiame, fortaléceme en cuerpo, alma y espíritu. Ven Señor Jesús, cúbreme con tu preciosa sangre y lléname de Espíritu Santo.


En ti confío Dios Mío!



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

miércoles, 23 de abril de 2014

Oración de gran poder para protección contra todo mal (Hechiceria, mal de ojo, malas energias y mas)


Yo (dí tu nombre completo) con la Sangre preciosa de Jesús, protejo y sello todo mi ser, interior y exteriormente, deposito en el Corazón Inmaculado de la Virgen María, todo mi haber y poseer; para que ni en el presente, ni en ningún momento futuro, lleguen a ellos y a mi daños por venganzas de lo oculto producto de hechicerias y magias malas. 

En el nombre de Jesús, queda prohibida toda acción e interacción, toda comunicación e intercomunicación espiritual. Invoco la presencia de los ángeles, arcángeles (Miguel, Gabriel y Rafael), principados, virtudes, potestades, dominaciones, querubines, serafines y tronos de dios; para que sean ellos quienes lleven a cabo esta batalla contra todo mal que quiera aquejarme a mi y a mi familia. Pido la ayuda de la comunión de los santos, para crear y escudo contra todo mal.

Amén.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

martes, 22 de abril de 2014

Oraciones para pedir prosperidad y derramamiento económico


Rompo toda misión del enemigo en contra de mi economía, en el nombre de Jesús.

Rompo toda maldición de pobreza, carencia, duda y fracaso en el nombre de Jesús.

Busco primero el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás vendrá por añadidura.

Señor, enséñame a sacar provecho y a encaminarme por el camino que debo ir.
Tú eres Jehová-Jireh, mi proveedor. 

Eres el Shaddai, el Señor que da más que suficiente. Hay bienes y riquezas en mi casa porque te temo y me deleito en gran manera en tus mandamientos. 

La bendición del Señor sobre mi vida me hace rico. Soy bendecido en mi entrada y mi salida. 

Soy siervo de Dios y Él se complace en mi prosperidad. Jesús, tú te hiciste pobre para que por medio de tu pobreza yo pudiera ser prosperado. 

Medito en la palabra de día y de noche, para que lo que sea que haga prospere. 

Sea la paz dentro de mi palacio. Doy y se me dará en medida buena, apretada, remecida y rebosando. Abre las ventanas del cielo sobre mi vida y recibiré más de lo que puedo almacenar. 

Que tus lluvias de bendición caigan sobre mi vida. Que abunde en mí toda gracia, a fin de que tenga siempre en todas las cosas todo lo suficiente, y abunde para toda buena obra. Amo la sabiduría, tengo mi heredad y mis tesoros son llenados.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

lunes, 14 de abril de 2014

Cristo nos ama incluso cuando nos atrevemos a negarlo


Lunes Santo. La caridad es ser capaz de servir hasta que ya no pueda mas.

Cristo nos ama incluso cuando nos atrevemos a negarlo

El día de hoy vamos a ponernos el cristal de la caridad, y bajo esta óptica contemplaremos la Última Cena.

¿Qué es la caridad? Si alguien quisiese definir la caridad, podría escribir libros enteros. Si alguien quisiese definir la caridad, podría llenar bibliotecas, o simplemente tomar una fuente con agua y lavar los pies a sus discípulos durante la cena: "[...] cuando ya el diablo había puesto en el corazón a Judas Iscariote, hijo de Simón, el propósito de entregarle, sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y, tomando una toalla, se la ciñó. Luego hecha agua en un lebrillo y se pone a lavar los pies de los discípulos y a secárselos con la toalla con que estaba ceñido".

La caridad es ser capaz de servir hasta que ya no haya nada más que uno pueda hacer; la caridad es servir hasta la último. "No hay amor más grande que aquél del que da la vida por quien ama". Cristo, constantemente, va a unir su caridad con su muerte. Tanto es así, que la cruz va a ser la mayor expresión de caridad de Cristo.

Nos impresiona cuando vemos a Cristo rebajarse como un esclavo a lavar los pies, quizá no nos impresiona tanto el hecho de que Cristo no solamente lava como esclavo los pies a sus discípulos, sino que muere esclavo en la cruz por sus discípulos. La caridad, la verificación, el amor, la muerte de Cristo están inseparablemente unidos. La caridad de Cristo es una caridad que se ofrece en la separación de aquellos que ama. "Hijos míos, ya poco tiempo voy a estar con vosotros. Vosotros me buscaréis y a donde yo voy vosotros no podéis venir".

El amor de Cristo es un amor totalmente desinteresado, no es un amor que se busque a sí mismo. El amor de Cristo no busca la propia felicidad sino la felicidad de aquellos que ama. Cristo incluso va a aceptar la separación de aquellos que ama por amor; pero, al mismo tiempo, como todo auténtico amor, el amor de Cristo va a buscar en todo momento compartir, y por eso Jesucristo les dice a sus discípulos: "Como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros".

Cristo busca encarnar su amor en los que ama. Cristo busca que aquellos que Él ama también amen como Él: "En esto conocerán que sois mis discípulos: en que os tengáis amor unos a otros como yo os he amado". La caridad que no se transmite, la caridad que no se manifiesta, la caridad que no se encarna en aquellos que amamos no puede ser una caridad auténtica.

No hay que olvidar que el Maestro se nos presenta como modelo de caridad, como dirá San Juan, "en la glorificación", es decir, en la muerte, en el don absoluto de sí mismo por amor a los suyos. Éste es el don más grande que un hombre puede dar: el don de sí mismo. ¿Qué otra cosa podemos dar más que nosotros? Aun cuando hubiéramos terminado de dar mucho, todavía quedaríamos nosotros por darnos. ¿Qué más puede ofrecer un soldado a su señor, cuando ya lo ha dado todo? ¿Qué más puede ofrecer Cristo, cuando ya lo ha dado todo? ¿Qué más puedo ofrecer yo, como discípulo, cuando ya lo haya dado todo?

La caridad de Cristo tiene, además, una muy especial característica. En el Evangelio de San Mateo se dice: "aquél que me negare delante de los hombres yo le negaré delante de mi Padre celestial". Justamente en este contexto de caridad se introduce el misterio de la negación de Pedro. Sin embargo, Pedro no contaba con la última de las delicadezas de la caridad de Cristo. Dice el Evangelio: "Señor, ¿a dónde vas? Jesús le respondió: Adonde yo voy no puedes seguirme ahora; me seguirás más tarde. Pedro le dice: ¿Por qué no puedo seguirte ahora? Yo daré mi vida por ti. Le responde Jesús: ¿Que darás tu vida por mí? En verdad, en verdad te digo: no cantará el gallo antes que tú me hayas negado tres veces."

La caridad ama aun cuando el amado nos niega. Así ama Cristo. Cristo no solamente ama cuando nosotros somos grandes apóstoles que entendemos perfectamente los planes del Señor sobre nosotros -¡qué fácil sería amar así!- Cristo ama incluso cuando nosotros nos atrevemos a negarlo. Y nos ama con un amor redentor, nos ama con un amor transformador, nos ama con un amor purificador, nos ama con un amor que es capaz de sacarnos del pozo donde nosotros podríamos vernos encerrados.

El amor de Cristo no es un amor que arrasa; es un amor que reconstruye, cuando el alma se deja reconstruir. Es un amor que hace que aquél que lo ha negado pueda amarlo a Él, como Cristo lo ama. ¿Cómo nos ha amado Cristo? Hasta dar su vida por nosotros. ¿Cómo tenemos que amar nosotros a Cristo? Hasta dar nuestra vida por Él.

San Juan va a unir la caridad con la obediencia y con el sacrificio en la obscuridad: "Si alguno ama, guardará mi palabra y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos morada en él".

Cristo une caridad, obediencia y presencia de Dios. La esencia de toda santidad y de toda virtud cristiana está en la caridad. No hay presencia de Dios donde no hay caridad, no hay presencia de Dios donde no hay obediencia; y donde no hay obediencia, no hay caridad ni presencia de Dios; y donde no hay caridad no hay obediencia ni presencia de Dios.

Tendríamos que darnos cuenta que esta especie de trinidad es el corazón del cristiano. Presencia de Dios es obediencia y es caridad. Quien diga que tiene a Dios y odia a su hermano, es un mentiroso. Y quien quiera obedecer, primero tiene que amar. Y quien regatea con el egoísmo, no obedece ni tiene a Dios en su corazón. La caridad se hace obediencia y se hace presencia. Si no es así, la obediencia es vacía y la presencia ausencia. Solamente cuando hay esta presencia, esta caridad y esta obediencia, el hombre posee luminosidad para poder guiar su vida en la autenticidad.

"El Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi nombre, os enseñará todo y os recordará todo cuanto os he dicho". La presencia amorosa de Dios en nosotros es la garantía de la luminosidad interior. No puedes guiar tu vida si estás cegado por el egoísmo. No puedes guiar tu vida si en tu interior no existe luminosidad y la disposición de vivir en la obediencia. No puedes guiar tu vida si en tu interior no existe la verdadera presencia de Dios. La caridad, como obediencia que se hace presencia, es la clave que Jesús mismo nos deja.

Después de hablar del amor, Cristo empieza hablando del Príncipe de este mundo. No hay que olvidar que la auténtica caridad se hace testimonio precisamente ante las persecuciones del Príncipe de este mundo. Y así como la luz expulsa la noche, y la obscuridad se ve alejada por la aurora, la caridad expulsa de nuestra vida al Príncipe de este mundo.

¿Quién no le tiene miedo al contagio del mundo del demonio y de la carne en su propia vida? ¿Alguien puede sentirse inmune a esto? ¿Alguien puede decir que tiene las manos limpias? Y, sin embargo, ¿cómo podemos resistir al Príncipe de este mundo? Sólo quien vive en la caridad tendrá la capacidad suficiente para desencadenarse una y otra vez del Príncipe de este mundo. Sólo el que tenga caridad como ley auténtica de su vida podrá estar liberándose de las ataduras que el Príncipe de este mundo le ponga a su corazón. Solamente quien no es capaz de vivir la caridad acabará por vivir con el demonio dentro del corazón.

La caridad es el testimonio del cristiano. Ante las asechanzas del demonio, que muchas veces podrá buscar encimarse, apoderarse de la vida del hombre, más aún, que muchas veces hará fracasar las obras buenas del hombre, sólo la caridad continuará siendo la coraza con la cual el hombre vence, con la cual el hombre es capaz -a pesar de los errores, a pesar de los fallos propios o de los demás-, de volver a amar y de entregarse.

No hay que tenerle miedo al demonio si en nosotros hay caridad, si en nosotros hay amor verdadero. No hay que tenerle miedo al demonio de las tentaciones y de las dificultades, en el seguimiento de Cristo, si en nosotros verdaderamente existe un corazón lleno de amor a Dios.

Aun cuando el corazón pueda estar en la soledad, en el abandono, en la dificultad y en la prueba, tenemos que saber que la caridad de Cristo se convierte en paz en nuestra alma, consuelo de nuestra soledad. "Os dejo la paz; mi paz os doy; no os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón ni se acobarde. Habéis oído que os he dicho: Me voy y volveré a vosotros. Si me amarais, os alegrarías[...]".

Éste es el rostro de la caridad que Cristo nos presenta. Una caridad que se ofrece, una caridad que se comparte, una caridad que se hace testimonio, una caridad que ama incluso en la negación del amor. Y al mismo tiempo, es una caridad que se convierte en presencia por la obediencia, es una caridad que no se contamina a pesar de las asechanzas del demonio o de la soledad en la que nosotros podamos vivir.

Este amor -lo vemos en Cristo-, no es simplemente un bonito sentimiento interior. Este amor tiene obras que efectivamente manifiestan el amor, obras que realmente realizan el amor, obras que demuestran que estamos auténticamente entregados a Cristo. Porque si no prestamos más que a aquellos de quienes esperamos recibir, ¿qué mérito tendremos que no tengan también los pecadores? Si no saludamos más que a los que nos saludan, ¿en qué nos diferenciamos de los gentiles? Y si no amamos más que a los que nos aman, ¿qué hacemos que no hagan también los publicanos?

También a nosotros se nos exige una caridad que se hace celo apostólico, como el mejor servicio hecho a los hombres. ¿Qué más les puedes dar a los hombres sino la presencia de Dios en sus corazones? No existe la caridad sin celo apostólico, no existe la caridad sin esfuerzo por conquistar a los hombres para Cristo. Y la podremos disfrazar de lo que queramos, pero sin celo apostólico que influya verdaderamente en las sociedades en las que vivimos, en los ambientes en los que nos movemos, no hay caridad. Sin un corazón que arda por sus hermanos los hombres, no hay caridad, porque Cristo, por amor a nosotros, busca introducir la presencia de Dios en nosotros. "En el que me ama moraremos".

¿Realmente mi amor a los hombres es un amor que busca hacer que la presencia de Dios esté dentro de mis hermanos? ¿O es un amor platónico, o es un amor romántico? ¿O es un amor que arde, y porque arde quema, y porque quema transforma, y transforma en celo apostólico?

Cuando revisemos la caridad, veamos el amor de Cristo por nosotros, veamos nuestro amor por Cristo, veamos nuestro corazón, y veamos si verdaderamente hay caridad que es obediencia y es presencia. Pero nunca olvidemos la tercera dimensión de la caridad: el celo apostólico.

Recordemos que se nos va a exigir. "Tuve hambre y no me diste de comer; tuve sed y no me diste de beber; estuve desnudo y no me vestiste, en la cárcel, enfermo y no me fuiste a ver". Si a ésos, Cristo los manda lejos de sí, lejos del amor, lejos de la vida eterna, ¿qué será de aquellos que le negaron a sus hermanos los hombres, por falta de caridad, la presencia de Dios en su corazón? ¿Qué será de aquellos que, llevados por la pereza o por la soledad, o por el Príncipe de este mundo, o por el orgullo, se permitieron el lujo de no llenar el corazón de sus hermanos los hombres con la presencia del Señor? 


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

viernes, 11 de abril de 2014

Oracion de alabanzas a Dios de San Francisco de Asis


Alabanzas a Dios

Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, Tú eres grande, Tú eres altísimo.
Tú eres Rey omnipotente, Tú eres Padre santo, Rey del Cielo y de la tierra.
Tú eres trino y uno, Señor Dios, todo bien.
Tú eres el bien, todo bien, sumo bien, Señor Dios, vivo y verdadero.
Tú eres caridad y amor, Tú eres sabiduría.
Tú eres humildad, Tú eres paciencia, Tú eres seguridad. Tú eres quietud, Tú eres gozo y alegría.
Tú eres justicia y templanza. Tú eres todas nuestras riquezas a satisfacción.
Tú eres hermosura, Tú eres mansedumbre. Tú eres protector, Tú eres custodio y defensor.
Tú eres fortaleza, Tú eres refrigerio. Tú eres esperanza nuestra, Tú eres fe nuestra.
Tú eres la gran dulcedumbre nuestra.
Tú eres la vida eterna nuestra, grande y admirable Señor,
Dios omnipotente, misericordioso Salvador.



San Francisco de Asís

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

 
egrupos.net

martes, 8 de abril de 2014

Oración de bendición de la Sagrada Familia para esta semana


Con la bendición Santísima de la Sagrada Familia para esta semana, oremos

Te doy gracias, Oh Dios de mi vida, por todas las alegrías y bendiciones de mi familia. También te ofrezco los momentos de dolor y desengaño. 

Te entrego ambas realidades a Ti. 

Ayúdame a perdonar a aquellos miembros de mi familia, incluyéndome a mí mismo, que han causado dolor; y ayúdame a agradecer a aquellos que me dan alegría.

Dame la fuerza para ser luz en mi familia y testigo de tu amor a los demás.
Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, Maria y José, modelo de todas las familias cristianas. 
Amén.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Poderosa oración para proteger a las mujeres durante su periódo de gestación


(Hacer la señal de la Cruz)

Prepara mi corazón, Señor, para este rato de oración. 


Celebro con gozo a San Ramón Nonato ya que él te amó y fue fiel al Evangelio. Él vivió intensamente el seguimiento de Jesús, y le dedicó toda su vida. Él es el modelo de todas las cristianas y especialmente para mi porque estoy a punto de dar a luz.

Por este motivo, ya que San Ramón es el patrono de todas aquellas que van a ser madres, imploro su intercesión ante vos, Señor. Haz que su memoria sea para mi estímulo de fidelidad a ti.


Oh Señor, Padre de bondad, Vos me habéis hecho el inmenso beneficio de engendrar a un hijo. Te doy las gracias por haberme hecho partícipe de vuestra paternidad en dar la existencia de un nuevo ser.
Mientras espero su parto, vengo a pedirte tu protección por intercesión de mi abogado San Ramón Nonato, a fin que este fruto de mis entrañas pueda llegar felizmente a la luz de la vida. Así lo espero por los méritos infinitos de Nuestro Señor Jesucristo, vuestro Hijo y los de su Madre Santísima, la Virgen María.
Amén!

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

lunes, 7 de abril de 2014

GRAN BENDICION MILAGROSA DE PROSPERIDAD.


Con El poder de La Sangre de Jesús, ato, ligo, encadeno, todo espiritu de pobreza, ruina, escases, deuda enfermedad, y todo espiritu que me impida recibir las bendiciones en mi ser integral y las cosamateriales que Dios quiere que yo y mi familia tengamos. En El Nombre Poderoso de Jesus les ordeno retirarse y salir de mi, de mi familia, en El Nombre Poderoso de Jesús quedan atados, ligados, encadenados todos los poderes de los demonios que impiden trabajar en los dones de El Espiritu Santo.
Te ordeno satanás, quita tus manos de mi dinero, mis bienes, mi trabajo, mis negocios, mi hogar, mi familia, mi vida.
En El Nombre de Jesus, ordeno que cualquier espiritu de deuda enfermedad sean desaraigados y destruidos, los arrojo y los expulso de mi vida y la de mi familia, trabajo, estudio, en El Nombre del Señor Jesus les ordeno nunca mas regresen por que el dueño de mi vida es Jesus, quien con su preciosa sangre me cuida y me protege.
Ahora te pido Padre Celestial abrir las ventanas de los cielos y derramar tus bendiciones sobre mi.. ( nombra las b3ndiciones que quieres que quieree que Nuestro Señor derrame en tu vida) . Te pido esto Padre en El NombreBendito de Jesus, y por la intersecion de los santos angeles y arcangeles.
Amen, amen, amen.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

 
egrupos.net