Suscríbete aqui para recibir a Diario nuestras actualizaciones directamente a tu Correo
 
Alojado en egrupos.net

sábado, 29 de marzo de 2014

Oración a San Judas Tadeo PARA CASOS MUY DIFICILES




OH BENDITO SAN JUDAS TADEO APOSTOL Y MARTIR
GRANDE EN VIRTUD Y ABUNDANTE EN MILAGROS
FAMILIAR CERCANO DE JESUCRISTO
FIEL INTERCESOR DE TODOS QUIENES INVOCAMOS TU PATRONATO ESPECIAL EN TIEMPO DE NECESIDAD
A TI RECURRO DESDE EL FONDO DE MI CORAZON
Y HUMILDEMENTE TE IMPLORO A TI SAN JUDAS
QUE CUMPLES MILAGROS Y AYUDAS A QUIENES YA NO TIENEN ESPERANZA
A TI A QUIEN DIOS A OTORGADO ESE GRAN PODER PARA VENIR EN MI AUXILIO
AYUDAME EN ESTA PETICION ACTUAL Y URGENTE
A CAMIBIO TE PROMETO DAR A CONOCER TU NOMBRE Y HACER QUE OTROS TE INVOQUEN
(SE DEBE PROMETER LA PUBLICACION DE ESTA ORACIÓN)
SAN JUDAS REZA POR TODOS QUIENES INVOCAMOS TU AYUDA.


REZA LA ORACION DURANTE 9 DIAS, 9 VECES AL DIA EN UN LUGAR CERRADO Y SOLO. PIDIENDO TRES MILAGROS. LOS QUE VERAS CUMPLIDOS ANTES DE TERMINAR LA NOVENA DEBIENDO DIFUNDIR ESTA ORACION.


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

lunes, 24 de marzo de 2014

Oración a la Virgen Niña


Dulcísima Niña María, radiante Aurora del Astro Rey, Jesús, escogida por Dios desde la eternidad para ser la Reina de los cielos, el consuelo de la tierra, la alegría de los ángeles, el templo y sagrario de la adorable Trinidad, la Madre de un Dios humanado; me tienes a tus plantas, oh infantil Princesa, contemplando los encantos de tu santa infancia. En tu rostro bellísimo se refleja la sonrisa de la Divina Bondad, tus dulces labios se entreabren para decirme: "Confianza, paz y amor..."

¿Cómo no amarte, María, luz y consuelo de mi alma...,

ya que te complaces en verte obsequiada y honrada en tu preciosa imagen de Reina parvulita? Yo me consagro a tu servicio con todo mi corazón. Te entrego, amable Reina, mi persona, mis intereses temporales y eternos. Bendíceme Niña Inmaculada, bendice también y protege a todos los seres queridos de mi familia. Se tu, Infantil Soberana, la alegría, la dulce Reina de mi hogar, a fin de que por tu intercesión y tus encantos reine e impere en mi corazón y en todos los que amo, el dulcísimo Corazón de Jesús Sacramentado.

Amén.


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración para la Liberación de maldiciones Ancestrales


¡Padre Eterno,
Tu eres el único Dios inmortal,
Dios que es Amor, Misericordia y Bondad!

Mira a Tu Unigénito Hijo, Jesucristo, y ten misericordia.

Yo te ofrezco el dolor de Su Flagelación en la columna,
Sus Llagas y Sangre,
por todo Tu pueblo que está bajo el peso de la maldición, debido a los pecados de sus ancestros,
y su desobediencia rompiendo la alianza
que habían hecho Contigo. 

Te pido tambien que nos liberes,
si en nuestra familia, o en nuestros antepasados
hubiera una maldición que nos esté perjudicando.

Libéranos por la Flagelación de Tu Hijo,
sánanos por de Sus Heridas,
y sálvanos a por Su Sangre Preciosa.

Amén
¡Sangre Preciosa de Jesucristo, libéranos de la maldición!
¡Santas Llagas de Jesucristo, sanen nuestras heridas!

¡Por Tu flagelación, séllanos!

Amén.

"Todos los que están bajo maldiciones y que constantemente digan esta oración, se liberarán de ellas. Y las familias que están sufriendo por la maldición de los pecados cometidos por sus antepasados, y que recen durante 144 días esta oración serán liberadas. Todos los que estén expuestos a mosis, serán salvados y también liberados de sus maldades si ellos constantemente dicen esta oración y se arrepienten”


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

ORACIÓN DE LIBERACIÓN DE ESPÍRITUS DE RUINA Y DEUDAS



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

viernes, 21 de marzo de 2014

Oración a la Virgen de Juquila para pedir Protección y Amparo


Madre querida, Virgen de Juquila,
Virgen de nuestra esperanza,
tuya en nuestra vida,
cuidanos de todo mal,
si en este mundo de injusticias,
de miseria y pecado,
ves que nuestra vida se turba,
no nos abandones.

Madre querida.

Protege a los peregrinos,
acompañanos por todos los caminos.

Vela por los pobres sin sustento
y el pan que se les quita retribuyeselos.

Acompañanos en toda nuestra vida
y libranos de todo tipo de pecado.


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración del Guerrero de Dios


Padre Celestial,
Tu guerrero se prepara para la batalla.

¡Hoy venceré sobre Satanás,
luciendo la armadura de Dios!

Me pongo el cinturón de la verdad!
Permaneceré firme en la verdad de tu Palabra
para no ser víctima de las mentiras de Satanás.

Me pongo la coraza de justicia!
que guardará mi corazón del mal
protegido bajo la sangre de Jesucristo.

Me pongo los zapatos de la Paz!
para permanecer firme en la Buena Nueva del Evangelio
y entonces Tu paz brillará a través de mí
y será una luz para todos los que me encuentre.

Tomo el escudo de la fe!
para que yo pueda estar listo
para recibir los dardos de fuego de Satanás
de la duda, la negación y el engaño.
No seré vulnerable a la derrota espiritual.

Me pongo el casco de salvación!
Para mantener mi mente enfocada en Dios
y que Satanás no haga una fortaleza en mis pensamientos.

Tomo la espada del Espíritu!
Que la espada de doble filo de tus palabras
esté lista  en mis manos
y pueda vencer a las palabras tentadoras de Satanás.

Por la fe, tu guerrero se ha puesto
la armadura entera de Dios!

Estoy dispuesto a ganar este día la victoria espiritual

Amén


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración para pedir Perdón por errores Pasados


En el Nombre de nuestro Señor Jesucristo,
yo (diga su nombre completo),
te pido PERDON Santísima Trinidad:

Padre, Hijo y Espíritu Santo,
con toda mi mente,
con todo mi corazón,
con todas mis fuerzas,
con todos mis deseos,
con toda mi conciencia;
con mi voluntad en Tu Voluntad,
por mi y por todo mi linaje paterno y materno,
por todas las malas obras
y por todos los errores que he cometido, 
en el tiempo pasado,
con todos sus vínculos,
influencias y consecuencias,
y te pido que por favor que me ayudes
a que nunca más vuelva a cometerlas.

En el Nombre del Padre,
del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén.


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración a la Virgen de Lourdes


María, Nuestra Señora de Lourdes,      
mi corazón joven, está contigo.

Quiero tenerte en mi vida,
en mis estudios, en mis sueños e ilusiones     
en los momentos duros...

Contigo quiero vivir llevando a Jesús     
y mi adhesión a su evangelio.

María, Señora del corazón profundo y silencioso,
quiero que me ayudes a hacer camino
en la presencia de Dios.

Enséñame a abrir mi corazón a su voluntad,
a su proyecto de vida, en mi vida

Abre mi corazón joven a las personas,
 a la comunidad.

Abre mi vida al compromiso
y comunión con la Iglesia de Jesús.

Despierta en mi corazón, Madre buena,
la alegría y el gozo para que deje semillas de esperanzas 
a mi paso por la tierra.
Cuento contigo.

Que tu amor de madre, que tu bondad
y la ternura me acompañen a los pasos de ni camino.

Yo te amo, yo te necesito, yo me entrego a ti.

Gracias Madre, por tu presencia en mi camino, cada día.



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración para sanar la Depresión


Señor siento el desierto en mi corazón ,
las cargas son muchas y ya no tengo fuerzas,
Señor, infunde tu santo espíritu,
sopla sobre mi , y llevate esta depresión
que me consume por dentro,
aleja de mi todo espíritu de tristeza,
de angustia, de agobio, de cansancio.

Aleja todo espíritu de soledad,
de falta de constancia.
Señor dame una señal de que me escuchas,
tu sabes Señor que te amo
pero hay veces que me cuesta reconocerlo,
tengo un aguijón, como Pablo,
 clavado en mi corazón, que me hace débil,
pero se Señor que Tú me levantarás
de mis debilidades , que Tú me sanarás,
que alejarás todo tipo de espíritu
que quiere enfermarme y hacerme alejar de ti.

Dame la fortaleza de tu santo espíritu ,
ilumíname con tu palabra, hazme salir de esta prisión,
que me ahoga , me asfixia,
Señor bendíceme,
sáname,
Señor, tu que has sanado a los leprosos,
al los paraliticos, a los ciegos,
sáname, por eso yo te digo:
!!!!Jesus hijo de David ten piedad de mi!!!
Levántame de esta oscuridad, dame tu luz,
dame tu misericordia, perdona mis pecados
y los de mis ancestros, libérame de toda depresión
que pudieran haber tenido mis antepasados,
pasa sanando todo momento traumático
de mi nacimiento, de mis primeros años de vida,
sana las etapas de mi vida.

Enséñame a perdonar, y a perdonarte.
Llena mis espacios vacios de amor ,
con tu amor y tu misericordia,
llévate este aliento de muerte
y hazme resucitar como a Lázaro,
quítame las vendas de la tristeza,
llévatela, no la quiero, dame el don de la alegría,
dame el don de la fe.

Lléname con tu espíritu y nada más,
Señor, lléname con tu espíritu y nada más,

Amén, amén


Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración al Padre Pío de Pietrelcina para los Enfermos


Santo padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren.

Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo; sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación; consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores; protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia;

 alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar; vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa; acompaña a quienes pasan las noches insomnes; visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos; alumbra a quienes pasan una "noche oscura"

 y desesperan; toca los miembros y músculos que han perdido movilidad; ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan; 

apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran; calma a quienes se estremecen por dolores y calambres;

 concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan; devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos; vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento; guía a los moribundos al gozo eterno; conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios; y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad.

Amén.



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración para encontrar consolación en medio de la angustia


Señor, Señor. No puedo más.
Vengo de una larga noche;
estoy saliendo de las aguas saladas. Ten piedad.
La soledad es una alta muralla
que me cierra todos los horizontes.
Levanto los ojos y no veo nada.

Mis hermanos me dieron la espalda y se fueron.
Todos se fueron.
Mi compañía es la soledad;
mi alimento la angustia.
No quedan rosas. Todo es luto.
¿Dónde estás, Padre mío?
Una cruel agonía se me ha detenido, congelada,
en lo hondo de las entrañas.

Dame la mano, Padre; apriétamela;
sácame de este negro calabozo.
No me cierres la puerta, por favor, que estoy solo.
¿Por qué callas? Mis gritos llenaron la noche,
pero Tú permaneces sordo y mudo.
Despierta, Padre mío.
Dame una señal, siquiera una, de que vives,
de que me amas, de que estás aquí, ahora, conmigo.
Mira que el miedo y la noche
me rondan como fieras,
y sólo me quedas Tú, como única defensa ,
y baluarte.

Pero yo sé que la aurora volverá,
y me consolarás de nuevo,
como una madre consuela a su niño pequeño;
y la armonía cubrirá los horizontes,
y ríos de consolación correrán por mis venas.

Regresarán mis hermanos a mi presencia,
y habrá de nuevo espigas y estrellas;
el aire se henchirá de alegría
y la noche de canciones,
y mi alma cantará eternamente tu misericordia,
porque me has consolado.
Gracias, Padre mío.
Así sea.



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

Oración de Su Santidad Juan Pablo II a la Virgen de Covadonga


¡Dios te salve, Reina y Madre de misericordia!

He subido a la montaña, he venido hasta tu Cueva, Virgen María, para venerar tu imagen, “Santina de Covadonga”. Con tus hijos de Asturias y de España entera quiero hoy proclamar tus glorias y unirme a tu canto: ¡Tú eres la Sierva del Señor, nuestra Madre y Reina! Como peregrino que ansía afianzar su esperanza, vengo a este santuario, testigo de tanta fe y amor en la historia, hogar seguro, bajo tu cobijo, entre los montes, donde pusiste tu Casa y sin cesar dispensas los dones de tu Hijo.

Junto con los Pastores y fieles de esta Iglesia de Asturias, a Ti, que eres dulzura y esperanza de cuantos te imploran, te pido el don de la esperanza que ilumina el futuro, el gozo perenne de la fe, el ardor radiante de la caridad. Ayúdanos a vivir en comunión sincera, sabiéndonos Iglesia de Dios, hermanos de Cristo e hijos tuyos, para dar testimonio de unidad y reavivar en nuestro pueblo la fe. Te pido, Señora, desde este corazón de Asturias que es tu Cueva, por todos los que invocan tu nombre en tantos otros templos, que esparcidos en la geografía del Principado, son faros de fe, santuarios donde brota el fervor de la esperanza, morada tuya donde tus hijos se reúnen en torno al altar.

Quiero presentarte y poner ante tu pies, Virgen de Covadonga, a todos tus hijos de Asturias, las gentes del campo y los hombres del mar, los mineros con su duro e inclemente trabajo, los niños y los ancianos, los enfermos y todos los que sufren en el cuerpo y en el alma, las familias, y sobre todo, los jóvenes, promesa del futuro, que buscan la razón y el sentido de su vivir. Alcanza para todos de Dios, “rico en misericordia”, con tu poderosa mediación maternal, la gracia del perdón y de la reconciliación que Cristo tu Hijo nos ha merecido para vivir en paz con Dios y con los hermanos.

Protege, Virgen Santa de Covadonga, a cuantos vienen hasta tu templo santo para unirse en matrimonio bajo tu mirada maternal. Haz que experimenten como los esposos de Caná, la gracia de tu intercesión y la presencia salvadora de tu Hijo, para que la fe cristiana sea fundamento inquebrantable de su hogar y el amor verdadero fortalezca su unión y se abra fecundo a la vida. Mira, Madre de Asturias, a todos los emigrantes de esta tierra que desde lejos vuelven sus ojos hasta este santuario, en espera de poder regresar a su patria y contemplar tu rostro que atrae los corazones e irradia luz y paz.

“Santina de Covadonga”, “causa de nuestra alegría”, ilumina a cuantos llegan a estas montañas para que reconozcan, en medio de tanta belleza, a Quien “yéndolas mirando, con sola su figura, vestidas las dejó de su hermosura”, y así se dejen atraer por la bondad y belleza del Creador que hizo de Ti el vértice de la hermosura humana y divina. Suscita, Madre de Asturias, entre los hijos e hijas de las familias cristianas vocaciones de apóstoles y misioneros: nuevos sacerdotes, religiosos y religiosas, personas consagradas y seglares comprometidos, al servicio del Reino y de la civilización del amor. Haz que, hoy como ayer, los hijos de Asturias sigan a tu Hijo por el camino de la santidad y siembren la semilla del Evangelio desde aquí hasta los confines de la tierra.

Madre y Maestra de la fe católica, haz que Covadonga siga siendo, como antaño lo fue, altar mayor y latido del corazón de España. Y a quienes te cantamos como “la Reina de nuestra montaña” y a todos los hermanos que peregrinan por los senderos de la fe, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre, que nos ofreces siempre como Salvador y Hermano nuestro.
 
¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María!

Amén.

Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad

jueves, 20 de marzo de 2014

Oraciones de gran poder de Exorcismo y Liberación


    Padre Gabriele Amorth- exorcista de la diócesis de Roma
    De su libro, "Un Exorcista Cuenta Su Historia"

  
    Oraciones contra el maleficio (del ritual griego)

 
    Kyrie eleison. Dios nuestro Señor, oh Soberano de los siglos, omnipotente y todopoderoso, tú que lo has hecho todo y que lo transformas todo con tu sola voluntad; tú que en Babilonia transformaste en rocío la llama del horno siete veces más ardiente y que protegiste y salvaste a tus tres santos jóvenes; tú que eres doctor y médico de nuestras almas; tú que eres la salvación de aquellos que se dirigen a ti, te pedimos y te invocamos, haz vana, expulsa y pon en fuga toda potencia diabólica, toda presencia y maquinación satánica, toda influencia maligna y todo maleficio o mal de ojo de personas maléficas y malvadas realizados sobre tu siervo... haz que, en cambio, de la envidia y el maleficio obtenga abundancia de bienes, fuerza, éxito y caridad; tú, Señor, que amas a los hombres, extiende tus manos poderosas y tus brazos altísimos y potentes y ven a socorrer y visita esta imagen tuya, mandando sobre ella el ángel de la paz, fuerte y protector del alma y el cuerpo, que mantendrá alejado y expulsará a cualquier fuerza malvada, todo envenenamiento y hechicería de personas corruptoras y envidiosas; de modo que debajo de ti tu suplicante protegido te cante con gratitud: “el Señor es mi salvador y no tendré temor de lo que pueda hacerme el hombre.” “No tendré temor del mal porque tú estás conmigo, tú eres mi Dios, mi fuerza, mi poderoso Señor, Señor de la paz, padre de los siglos futuros”. Sí Señor Dios nuestro, ten compasión de tu imagen y salva a tu siervo... de todo daño o amenaza procedente de maleficio, y protégelo poniéndolo por encima de todo mal; por la intercesión de la más que bendita, gloriosa Señora, la madre de Dios y siempre Virgen María, de los resplandecientes arcángeles y de todos sus santos. ¡Amén!

    Oración contra todo mal

 
    Espíritu del Señor, Espíritu de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Santísima Trinidad, Virgen Inmaculada, ángeles, arcángeles y santos del paraíso descended sobre mí.
    Fúndeme, Señor, modélame, lléname de ti, utilízame.
    Expulsa de mí todas las fuerzas del mal, aniquílalas, destrúyelas, para que yo pueda estar bien y hacer el bien.
    Expulsa de mí los maleficios, las brujerías, la magia negra, las misas negras, los hechizos, las ataduras, las maldiciones y el mal de ojo; la infestación diabólica, la posesión diabólica y la obsesión y perfidia; todo lo que es mal, pecado, envidia, celos y perfidia; la enfermedad física, psíquica, moral, espiritual y diabólica.
    Quema todos estos males en el infierno, para que nunca más me toquen a mí ni a ninguna otra criatura en el mundo.
    Ordeno y mando con la fuerza de Dios omnipotente, en nombre de Jesucristo Salvador, por intercesión de la Virgen Inmaculada, a todos los espíritus inmundos, a todas las presencias que me molestan, que me abandonen inmediatamente, que me abandonen definitivamente y que se vayan al infierno eterno, encadenados por San Miguel Arcángel, por San Gabriel, por San Rafael, por nuestros ángeles custodios, aplastados bajo el talón de la Virgen Santísima Inmaculada.

    Oración por la curación interior

 
    Señor Jesús, tu has venido a curar los corazones heridos y atribulados, te ruego que cures los traumas que provocan turbaciones en mi corazón; te ruego, en especial que cures aquellos que son causa de pecado. Te pido que entres en mi vida, que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en tierna edad y de aquellas heridas que me los han provocado a lo largo de toda la vida. Señor Jesús, tú conoces mis problemas, los pongo todos en tu corazón de Buen Pastor. Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu corazón, que cures las pequeñas heridas que hay en el mío. Cura las heridas de mis recuerdos, a fin de que nada de cuanto me ha acaecido me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación. Cura, Señor, todas esas heridas íntimas que son causa de enfermedades físicas. Yo te ofrezco mi corazón, acéptalo, Señor, purifícalo y dame los sentimientos de tu Corazón divino. Ayúdame a ser humilde y benigno.
    Concédeme, Señor, la curación del dolor que me oprime por la muerte de las personas queridas. Haz que pueda recuperar la paz y la alegría por la certeza de que tú eres la Resurrección y la Vida. Hazme testigo auténtico de tu Resurrección, de tu victoria sobre el pecado y la muerte, de tu presencia Viviente entre nosotros. ¡Amén!

 

    Plegaria de Liberación
 
    Oh, Señor, tú eres grande, tú eres Dios, tú eres Padre, nosotros te rogamos, por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, que nuestros hermanos y hermanas sean liberados del maligno que los ha esclavizado.
    Oh, santos, venid todos en nuestra ayuda.

    De la angustia, la tristeza y las obsesiones, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
    Del odio, la fornicación y la envidia, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
    De los pensamientos de celos, de rabia y de muerte, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
    De todo pensamiento de suicidio y de aborto, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
    De toda forma de desorden en la sexualidad , nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.
    De la división de la familia, de toda amistad mala: Líbranos, oh Señor.
    De toda forma de maleficio, de hechizo, de brujería y de cualquier mal oculto, nosotros te rogamos: Líbranos, oh Señor.

    Oh, Señor, que dijiste “la paz os dejo, mi paz os doy”, por la intercesión de la Virgen María concédenos ser librados de toda maldición y gozar siempre de tu paz. Por Cristo Nuestro Señor. ¡Amén!

    

ORACION DE LIBERACION
 
    Monseñor Morales

    Señor nuestro Jesucristo te adoro, te alabo, te bendigo, gracias por tu infinito amor por el que te has hecho uno de nosotros naciendo de la Virgen María y por el que subiste a la Cruz para dar tu vida por nosotros.

    Gracias por tu sangre preciosísima con que nos has redimido.

    Con tu sangre preciosísima brotada de tus sacratísimas sienes traspasadas por espinas: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

    Con tu sangre preciosísima brotada de tu hombro y espalda llagados por la Cruz a cuestas: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

    Con tu sangre preciosísima brotada de tu costado abierto por la lanza: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

    Con tu sangre preciosísima brotada de tus pies y de tus manos traspasados por los clavos: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

    Con tu sangre preciosísima brotada de todo tu cuerpo llagado por los azotes: cúbrenos, séllanos, lávanos, purifícanos, libéranos, destruye en nosotros todo pecado, toda iniquidad, todo poder maligno, todo poder satánico.

    Tres veces Gloria

    Amén, Amén, Amén.

 



Para recibir las mejores oraciones directamente en tu correo, Suscribete a Oraciones y Espiritualidad